Nuevos resultados de nuestras investigaciones sobre pozos con sustratos con esporas de trufa

la temporada de trufas ha sido intensa y no encontraba el momento de subir la ponencia sobre nuestras últimas investigaciones sobre la inoculación de esporas de trufa en plantaciones.

Podéis ver aquí la presentación que di en el último congreso científico IWEMM de Cahors, donde cuantificamos la concentración de micelio de trufa en los pozos con sustrato, a distintas dosis de inoculo y en distintos momentos de año.

Las principales conclusiones son:

  • Riego por goteo no parece favorecer la expansión del micelio de Tuber, que se queda en una concentración mil veces menor fuera de la bolsa de humedad que genera el gotero.
  • Existen diferencias estacionales en la concentración de micelio de trufa negra en el suelo y éstas son dependientes del agua o riego.
  • Encontramos significativamente más micelio y secuencias de Tuber en árboles productivos.
  • Idem para Scleroderma. ¿podría ser Scleroderma una especie positiva en el quemado?
  • Las inoculaciones de abril aumentan las secuencias de Tuber y la concentración de micelio al medirlo dos meses después, en junio. Aunque cuando inoculamos en junio con 5 gramos de trufa fresca por planta también obtenemos los mismos niveles. No obstante y por motivos agronómicos es mejor inocular en abril, ya que los pozos se suelen hacer mecánicamente y con tractor y en junio perturbaríamos el micelio ya en plena actividad.

Trabajos franceses muestran de todas formas, como el micelio de trufa negra se recupera rápido al laboreo, en tan sólo 4 semanas vuelve a los niveles antes de pasar el cultivador.

Este es un ejemplo de una abonadora de compost que podría adaptarse para la aplicación de sustrato con esporas en plantaciones truferas:

Detectamos significativamente más micelio 2 meses tras las inoculaciones, probablemente debido a la germinación de las esporas.

Lo más habitual es hacer los pozos con sustrato justo al final de temporada de trufa negra, esto es entre el 15 de marzo y el 15 de abril, pero a menudo el suelo está mojado por la lluvia en esas fechas y algunos truficultores retrasan este trabajo para evitar compactar más el suelo. Esto hace que cuando las esporas germinan ya es demasiado tarde para que el “micelio paterno” fecunde en “micelio materno” que hay en el quemado, y posiblemente por ello las trufas salen en los pozos dos años después, aunque esto es tan solo una de las teorías que estamos manejando y que pronto os contaremos.

Otra opción es en plantaciones todavía no productivas hacer los hoyos en enero o febrero, pero en plantaciones en producción no podemos pues hay trufas en el suelo, es por ello que algunos truficultores a medida que recogen trufas, aprovechan para meter sustrato en el mismo pozo donde han sacado la trufa.

Saludos,

Marcos Morcillo

Leave A Comment