Zanjas en el perímetro de plantaciones truferas

Muchas de las plantaciones truferas que se realizan en pequeños bancales o en medio de zonas forestales, acaban contaminándose con otros hongos micorrícicos provenientes de los árboles (encinas, robles y pinos mayoritariamente) que lindan la plantación.

Debemos tener en cuenta que las raíces de un pino pueden fácilmente llegar hasta 2-3 veces su altura. Es decir, un pino de 15 metros de alto al lado de la plantación trufera, puede tener sus raíces a más de 30 metros del tronco, entre nuestras plantas truferas. Esto provoca que en las plantas truferas más cercanas a veces fructifiquen otros hongos no deseados.


De todas formas no tenemos claro como interactúan todos estos hongos con la trufa. A modo de ejemplo existen otros hongos capaces de producir quemados, como la estrella de tierra (Astraeus hygrometricus), pero también existen quemados productores de trufa que presentan micorrizas de otras setas y trufas. Astraeus también aparece en el margen de quemados de trufa negra sin provocar daños y Scleroderma, que hasta ahora se pensaba que era un hongo contaminante en truferas, podría preparar el medio para la llegada o fructificación de la trufa. Otro hongo, Inocybe fastigiata, es denominado “le truffier” en la Provence francesa.



Para evitar la entrada de las raíces de los árboles de alrededor existen dos opciones: realizar un subsolado en el perímetro de la plantación de trufas cada dos años o bien abrir una zanja perimetral como las que podéis ver la imagen.


Marcos Morcillo

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]
2016-10-16T16:07:35+00:00 abril 8th, 2009|3 Comments

3 Comments

  1. Joan 11 abril, 2009 at 5:49 pm - Reply

    Bona idea això de la sèquia Marcos. Ja em veig demà amb l’aixada al coll fent una sèquia als llocs que no hi ha marge i on el bosc és a prop.
    Salutacions.

  2. Micologia Forestal Aplicada 13 abril, 2009 at 1:59 pm - Reply

    Ara no cal que t’ho prenguis al peu de la lletra!
    però és cert que sovint quan estic mostrejant arrels d’arbres tofoners en plantacions, trobes a sota un avellaner o una alzina, una rel amb les típiques micorizes de pi en forma de Y, me la poso a la boca i efectivament té gust a resina! i el pí está ben lluny!
    De totes maneres com ja comentava no tenim ni idea de com interactuan els fongs micorízics, si competeixen o s’ajuden els uns als altres. Sabem per exemple que desinfectar químicament el sòl abans de fer una plantació tofonera dóna els mateixos resultats que si no ho fas…

    Merci Joan pels comentaris, sembla mentida que només tú facis alguna observació de tant en tant, quan sé que unes 3000 persones passen pel Blog cada mes…

  3. Joan 14 abril, 2009 at 7:59 am - Reply

    Tranquil Marcos que només tinc uns 5 o 6 metres sense marge i on podrien arribar arrels d’altres arbres. Amb 15 minuts de feina ho faré i no hi perdo res.
    Ja s’animarà ja la gent a comentar, no pateixis.

Leave A Comment