El año pasado tras una visita a algunas plantaciones truferas en Grecia ya comentamos el gran potencial que tiene este país para el cultivo de trufas. Sabíamos que varias especies de trufas se dan de forma natural, entre ellas  Tuber aestivum, T. uncinatum, T. brumale, T. melanosporum y la trufa blanca T. borchii, pero lo que no sabíamos es que también fructifica de forma natural la trufa blanca “italiana” T. magnatum. Aunque no es de extrañar, pues en varios de los países que la rodean ya se recolecta.
Por ahora se han econtrado pocos ejemplares a lo largo de un torrente sobre suelo aluvial calizo, en una zona geográfica que, por motivos obvios, mantienen en secreto. Las trufas estaban bajo carpes  (Carpinus orientalis). Creo recordar que hay dos especies de carpes en Europa, un árbol (de la familia del abedul) al que no estamos habituados en la Península Ibérica pues solo hay algunos ejemplares en el Pirineo Vasco.
Os dejo un link al artículo en el que se describe la ecología de Tuber magnatum en Grecia, por si alguien tiene ganas de hojearlo:
Christopoulos et al. Vol. 48 (1): 27–32
2013 Acta Mycologica. DOI: 10.5586/am.2013.004
Saludos,
Marcos Morcillo