La semana pasada visitamos una plantación en el Alt Empordà (Girona), de pino piñonero micorrizado con níscalo que se plantó en 1994 y por tanto ahora tiene 16 años de edad.
Posiblemente dará algo de envidia a algunos, pero en un par de horas se recogieron 60kg de Lactarius deliciosus (pinetell) y Lactarius vinosus (rovelló o vineder), que están fructificando de forma masiva estos días. 
En la foto podéis ver a Xavier Vilanova a la derecha y a un servidor a la izquierda ,después de haber pasado un buen rato “caçant bolets”. 

La plantación, de 625 pies/ha, no tiene sistema de riego, aunque esta primavera y el verano han sido generosos en lluvias. Con las lluvias de primavera se forman los “primordios” o órganos de reserva de azúcares, que darán las setas que recogemos en otoño. Es por ello que este año se prevé tan buen año de setas en la zona.
Marcos Morcillo