Nuevo libro sobre hongos ectomicorrícos comestibles

Las últimas semanas he comprado cinco libros sobre trufas que cuando tenga tiempo comentaré en este blog, pero hoy me ha llegado el nuevo libro acabado de salir de imprenta que han coordinado Alessandra Zambonelli y Greg Bonito: Edible Ectomycorrhizal Mushrooms, Current Knowledge and Future Prospects. Ed. Springer

ISBN 978-3-642-33822-9
Precio comprado en Amazon: $177.79
Shipping & Handling:    $7.98
Se trata de una revisión del tema que toca todos los aspectos sobre los hongos ectomicorrícicos comestibles, desde su ecología, biología, cultivo, gestión, economía hasta el futuro que se vislumbra tras los nuevos avances en genética.
Es un libro excelente, tan solo hecho en falta que al tratarse de una obra de revisión, escrita por investigadores, se ciñen a aquello que está publicado en revistas científicas. Y a veces desde las empresas biotecnológicas del sector se han hecho muchas cosas, pero que por intereses obvios, no se publican. Aunque el libro trata mucho las trufas y en ese tema se echa en falta algunos casos prácticos, el capítulo 16 hace una revisión sobre el cultivo de Tricholoma (matsutake) Lactarius (níscalos o revellons) y Rhizopogon (shoro, les encanta a los japoneses, especialmente en sopas 🙂
Si uno lee la parte de los níscalos parece que tan solo se hayan conseguido micorrizar algunas variedades de pino y que prácticamente no haya datos sobre producciones de Lactarius deliciosus o sanguifluus o vinosus. Entiendo que en parte es culpa nuestra, pues me considero amigo del autor principal Yun Wang, y cuando estuvimos juntos en Barcelona, en vez de llevarlo a las plantaciones de pino niscalero, acabamos haciendo el turista con su mujer, sin dejarnos una visita en noviembre al mercado de la Boquería y Mercabarna para que viera la cantidad y variedad de setas que aquí consumimos. disfrutó de lo lindo, aunque más me hizo disfrutar a mi cuando nos mostró los mercados de setas en Kunming y de matsutake en Shangri-la en China. Fue sencillamente orgásmico para un micólogo.
Digo es culpa en parte mía, por que Wang ya me pedia entonces presentar en estos congresos científicos datos sobre lo que llevamos 20 años haciendo desde la empresa privada, y que para él tenía tanta o más importancia un simple artículo sobre etnomicología o la recolección tradicional de setas y trufas en Cataluña como uno de tantos papers científicos, pues para ellos, especialmente él que trabaja desde Nueva Zelanda, no tiene acceso a esa información.
Saludos,
Marcos Morcillo
 
2016-10-16T16:07:06+00:00 marzo 9th, 2013|0 Comments

Leave A Comment