Cultivo de bianchetto – tuber borchii

Tuber borchii es una trufa comestible con excelentes cualidades culinarias, denominada comúnmente bianchetto (whitish truffle) o trufa de Borch. Otros nombres comunes son trufa de marzo y trufa de pino.  Tiene un tamaño de un garbanzo a un huevo y su color va de amarillo pálido a marrón rojizo. El peridio es liso o finamente pubescente, especialmente en los huecos. Es por ello que se la confunde, accidental o deliberadamente, con la trufa blanca del Piemonte (T. magnatum).

Se recolecta de invierno a primavera (15 de enero- 30 de abril en Italia), a diferencia de la T. magnatum que se recolecta en otoño y principio de invierno. Su precio en el mercado es de unos 300-400€/kg

Esta trufa fructifica en toda Europa, desde Finlandia a Sicilia y de Irlanda a Hungría y Polonia. En la península Ibérica, T. borchii ha sido encontrada en Andalucía, en Castilla León y en Portugal

Ecología

T. borchii tiene una elevada adaptabilidad ecológica. Aunque prefiere suelos calizos arenosos, típicos de zonas litorales, también fructifica en las zonas naturales de trufa negra (Tuber melanosporum) a más altitud. Crece bien en suelos de pH 7 a 8, así como en subalcalinos de pH 6-7, aunque ocasionalmente en pH tan bajo como 5.2. Podéis ver a continuación un cuadro sobre la ecología de más a menos favorable:

El clima varía de frío temperado a mediterráneo, con pluviometrías que van desde los 600 a los 1600mm.
Tuber borchii puede vivir asociado a una amplia gama de árboles huésped, como encinas, alcornoques, robles, avellanos, chopos, castaños, tilos, alisos y  coníferas como pinos y cedros (ver tabla):

Conclusiones

Aunque T. borchii es una trufa menos preciada que T. magnatum o T. melanosporum, existen diversos motivos por los cuales vale la pena su cultivo.

  • Fructifica rápido en plantaciones, a los 4 años en pinos.
  • Presenta una elevada adaptabilidad ecológica.
  • Baja especificidad de planta huésped y por tanto elevada variedad de árboles para su cultivo.
  • Muy competitiva con otros hongos ectomicorrícicos, especialmente en plantaciones jóvenes.
  • Es factible el aprovechamiento múltiple con piñas y corcho, como se puede observar en la figura: